Divinas palabras


Las palabras nos vinculan con la realidad, nos brindan la posibilidad de dotar de significado a nuestras experiencias y nos ayudan a dar sentido a la vida. Son puente y camino para conocer y reconocer al otro y, como no, para descubrirnos a nosotros mismos.

Decía Michel de Montaigne que: “La palabra es mitad de quien la pronuncia y mitad de quien la escucha”; así pues la palabra facilita la comunicación, el diálogo y cuando éste es sincero y amable nos acerca al otro.

Una palabra amable nos conecta directamente con la emoción. Nos puede llevar de la alegría a la risa y cambiarnos el humor, por ello la palabra conmueve y emociona.

Porque la palabra tiene el enorme poder ayudar, denunciar, defender, desnudar, convencer y conmover

Laura Estellers

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos