desktop-background-3061510.jpg

PREGUNTAS FRECUENTES

Aquí encontrarás toda la información necesaria para comprender todas y cada una de las psicoterapias, servicios y metodología que empleo y pongo a tu disposición. Si no encuentras respuesta a tu pregunta en este apartado, ponte en contacto conmigo.

 

TERAPIA INDIVIDUAL

 

¿Qué es la Terapia Individual?

La Psicoterapia Individual es el encuentro entre el terapeuta y el paciente donde en un ambiente de aceptación, confidencialidad y apertura la persona puede expresar sus problemas y emociones.

En la Psicoterapia Individual, la intervención que realizamos va enfocada a ayudar a entender al paciente las diferentes formas de comportamiento, así como las propias emociones y sentimientos, con la finalidad de promover cambios necesarios para mejorar el bienestar emocional y la calidad de vida.

Si tienes problemas debido a un trastorno emocional o de salud mental, la psicoterapia individual pueda desempeñar un papel importante para encontrar una solución adecuada a esa problemática.

¿Qué puede tratar la Terapia Individual?

Problemas de cualquier naturaleza o índole que afecten a tu salud mental y/o emocional. Los terapeutas utilizamos la psicoterapia en la mayoría de las condiciones donde se requiere un cambio en el pensamiento y el comportamiento.

 

¿Cuánto dura la Terapia Individual?

No hay una respuesta general a esta pregunta ya que cada persona es diferente. Los terapeutas adaptamos un programa de psicoterapia a cada uno de nuestros pacientes y trabajamos diligentemente hasta encontrar una solución sin importar el número de sesiones necesarias.

 

Para explorar tus opciones en Terapia Individual solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

TERAPIA FAMILIAR

 

¿Qué es la Terapia Familiar?

Las dinámicas familiares cambian constantemente y, a menudo, son aguas difíciles de navegar. Para garantizar que tu familia disfrute de relaciones sanas y sólidas, la terapia familiar es muy útil.

 

La familia es la base del aprendizaje y crecimiento de cualquier ser humano. Es el núcleo donde, desde pequeños, aprendemos una forma de relacionarnos, unos valores y unas creencias, que nos condicionaran a lo largo de nuestra vida y que, si no funcionan, podemos cambiarlas.

Los padres desean transmitir a los hijos todo aquello que les sea útil para tener una vida feliz. Pero esto no siempre es fácil ya que a veces surgen retos y circunstancias que interfieren en el equilibrio familiar.

¿Cuándo es apropiada la Terapia familiar?

Seamos realistas, encontrar la familia perfecta es casi imposible. No importa cuán grande o pequeña sea, las familias están formadas por personalidades distintas, lo que significa que siempre hay lugar para la falta de comunicación. Debido a que las familias necesitan funcionar como un todo para lograr la armonía, el comportamiento de un individuo puede tener un efecto en cascada en los demás.

Las razones más comunes por las que muchas familias buscan terapia es abordar:

  • Conflicto

  • Abuso de sustancias por un miembro

  • Falta de comunicación

  • Problemas de conducta en los niños

  • Afecciones como depresión, trastornos alimentarios y ansiedad

  • Cuidar a los miembros de la tercera edad

  • Dolor y pérdida

Esta lista representa algunas de las razones más comunes por las que las personas buscan terapia familiar, pero cada vez que hay una interrupción en la dinámica, la terapia familiar ayuda a restaurar el amor y el respeto por la unidad.

¿Qué métodos se utilizan en la Terapia Familiar?

Los terapeutas utilizamos metodologías diferentes cuando se trata de problemas familiares que se incluyen en la psicoterapia. A través del asesoramiento individual y grupal, el objetivo de la terapia familiar es proporcionar un entorno seguro para explorar problemas y cuestiones y, lo que es más importante, encontrar soluciones.

Por todo esto la terapia familiar ofrece un espacio acogedor y seguro donde resolver estos conflictos, mejorar la comunicación y recuperar la harmonía familiar.

Para explorar tus opciones en Terapia Familiar solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

TERAPIA DE PAREJA

 

¿Qué es la Terapia de Pareja?

La Psicoterapia de Pareja, consiste en un proceso de acompañamiento a la pareja con dificultades en su relación. El trabajo terapéutico se basa en un análisis minucioso de cada situación y en el ofrecimiento de un conjunto de técnicas y estrategias psicoterapéuticas cuya finalidad es ayudar a resolver los diferentes tipos de problemas que les afecten.

Existe la idea errónea de que las parejas solo necesitan terapia cuando su relación está en crisis. Sin embargo, la terapia de pareja es un tipo específico de psicoterapia que ayuda a las parejas a mejorar sus habilidades de comunicación, aprender a reconocer y resolver conflictos y construir relaciones sanas y amorosas.

 

¿Quién debe tener Terapia de Pareja?

 

La Psicoterapia de Pareja es apta para todo tipo de relaciones íntimas, independientemente del estado civil o la orientación sexual. Este tipo de terapia te ayudará a fortalecer las relaciones y habilidades de comunicación.

A menudo, los conflictos que surgen en el seno de la pareja obedecen a distintas causas: expectativas puestas en la relación, problemas de comunicación entre ellos, o bien de comunicación de la pareja con los hijos, con las respectivas familias de origen, económicos, sexuales, distanciamiento afectivo y un largo etcétera de situaciones que se pueden resolver.

En la Psicoterapia de Pareja el trabajo a desarrollar se plantea conjuntamente ya que debemos potenciar los los propios recursos de la pareja para mejorar su relación.

 

¿Cuáles son los beneficios de la Terapia de Pareja?

La Psicoterapia de Pareja puede fortalecer la relación y mejorar la forma en que tú y tu pareja os comunicáis. Aprender a ser más objetivos en vuestra relación y conscientes de cómo tu y tu pareja podéis ser más solidarios y amables entre vosotros.

Aprenderéis a modificar el comportamiento disfuncional y disminuir la evitación emocional. A menudo, los comportamientos aprendidos o los miedos impiden a cada miembro de la pareja a ser lo mejor posible en su relación, y la terapia puede ayudar a la pareja a sentirse segura y comprometida con su futuro juntos.

 

¿Qué debo esperar de la Terapia de Pareja?

Tanto tú como tu pareja asistiréis a las sesiones de asesoramiento de parejas. Vuestro terapeuta guiará la conversación sobre lo que os llevó terapia y lo que espera obtener de las sesiones. Luego, trabajaremos juntos para acordar un plan de tratamiento a fin de resolver problemas y fortalecer la relación de pareja

El terapeuta puede hacer preguntas para ayudar a identificar problemas subyacentes que podrían estar alimentando una mala comunicación entre la pareja, alterar las emociones entre ambos y contribuir a aumentar los problemas de relación.

El terapeuta también moderará la conversación, permitiéndoos a ambos explorar y expresar vuestros sentimientos, pero manteniendo la discusión enfocada en la tarea en cuestión. Tú y tu pareja también podréis recibir "tareas" para practicar técnicas de comunicación entre las sesiones.

Para explorar tus opciones en Terapia de Pareja solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

TERAPIA DE GRUPO

 

¿Qué es la Terapia de Grupo?​

Para comprender el valor de la terapia de grupo y su eficacia; basta con pensar en la realidad en la que nos encontramos viviendo cada día.

 

La mayor parte de nuestra vida transcurre en contextos de tipo grupal. La familia, que es el núcleo social de referencia. Lo mismo ocurre en nuestras relaciones sociales en general. La verdad es que formamos parte de una red de relaciones bastante compleja que moldea nuestra forma de ser. Por tanto, la psicoterapia grupal nos permite explorar con más profundidad la manera en que nos relacionamos con los demás. Además de identificar nuestros patrones de conducta.

 

¿Cuál es el verdadero objetivo de la Terapia de Grupo?

Las terapias grupales, al igual que las sesiones individuales, tienen como objetivo principal, ayudar a las personas que deseen desarrollar sus habilidades para hacer frente a las dificultades y cualquier problema que se presenten en sus vidas.

Sin embargo, mientras que en la terapia individual el/la paciente se reúne con una sola persona (el terapeuta), en la terapia de grupo se encuentra con todo un grupo y un terapeuta (en algunos casos con dos).

El objetivo de la terapia de grupo es ayudar a gestionar las dificultades emocionales y fomentar el desarrollo personal de las personas que estén presentes en la sesión. Esto significa que impera una comunicación paralela, horizontal y transversal porque las relaciones se dan a través de la experiencia del otro/a.

 

¿Cómo funciona la Terapia de Grupo?

Lo que favorece y facilita este tipo de terapia es el intercambio entre los distintos miembros del grupo. Y es que todos/as pueden compartir libremente sus pensamientos, recuerdos y asuntos personales con los demás.

En una psicoterapia grupal puedes sentirte libre de compartir tus experiencias durante el día o expresar tus emociones sobre algo que sucedió en la reunión del grupo anterior. Durante tu intervención otras personas participarán y emitirán sus comentarios, ya sea alentándote o haciendo una crítica constructiva.

Dentro del grupo hay libertad de expresión y el terapeuta no elige el tema de conversación. Por lo general, se permite que el tema de discusión surja naturalmente del propio grupo.

Conviene recordar que en estas sesiones, el terapeuta tiene una posición dual dentro del grupo. Es decir, forma parte del propio grupo y está involucrado en la dinámica general. Al mismo tiempo, sin embargo, asume una posición desigual con respecto al resto porque es capaz de captar el clima emocional del grupo e intervenir para favorecer la reflexión de todos/a.

¿Cuáles son las ventajas de la Terapia de Grupo?

La terapia grupal ofrece una serie de ventajas:

  • Te ofrece la posibilidad de verte reflejado a ti mismo/a en otros/as.

  • En estas sesiones el grupo funciona como una sala de espejos: un individuo puede identificarse con otros miembros del grupo y verse reflejado en ellos/as. O sea, ver en los/las participantes diversos aspectos de su propia imagen como sus máscaras emocionales, sus sentimientos reprimidos, etc.

La terapia grupal es un una sesión terapéutica donde se reúnen un grupo de personas, bajo la dirección y control de un terapeuta, para que todos/as se ayuden de forma recíproca, pero que a su vez esta ayuda tenga un impacto personal en cada participante. La terapia de grupo viene presidida por el amor y ayuda recíproca. Nunca se juzga.

Para explorar tus opciones en Terapia de Grupo solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

ADICCIONES

 

¿Qué es una droga?

 

Según la OMS es “toda sustancia que introducida en el organismo vivo puede modificar una o varias de sus funciones alterando los pensamientos, emociones, percepciones y conductas en una dirección que pueda hacer deseable repetir la experiencia, pudiendo provocar mecanismos de tolerancia y dependencia”.

¿Qué es la Adicción?

La adicción es una enfermedad física y psicoemocional que genera una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación. Se caracteriza por un conjunto de síntomas, en los que se involucran factores biológicos, genéticos, psicológicos y sociales. Es una enfermedad progresiva y mortal. Se caracteriza por continuos episodios de descontrol, distorsiones cognitivas y negación de la enfermedad.

 

¿Cuáles son las causas de la Adicción?

 

  • Como hemos visto, la adicción no es un vicio ni una mala costumbre, es una enfermedad

  • Algunas personas tienen una predisposición especial a nivel neurológico

  • Su cerebro es más vulnerable al desarrollo de una dependencia

  • Entre un 10 y un 15% de la población está predispuesta a desarrollar una adicción

 

Los factores a tener en cuenta son: genética, medio, personalidad, conducta de automedicación.

Bases Neurobiológicas

 

  • Las drogas con potencial de abuso ejercen sus efectos reforzantes actuando sobre un conjunto de áreas cerebrales interconectadas entre sí bajo la denominación de sistema de recompensa.

  • Este circuito se halla comunicado con diversas estructuras del SNC como el hipotálamo lateral, amígdala, tálamo dorso medial o hipocampo y corteza prefrontal.

 

Craving

Son los estados motivacionales, fisiológicos y psicológicos que promueven la búsqueda de sustancias y la consiguiente realización de conductas de ingesta o consumo de las mismas. Muchas veces los consumidores no logran reconocer que sus estados emocionales se deben a la abstinencia, y creen que sus síntomas son debidos a otros problemas mentales o emocionales.

 

 

Síndrome de Abstinencia (o síndrome de retirada)

 

Representa un conjunto de signos o síntomas que aparecen cuando se interrumpe la administración de una droga o se administra un antagonista específico.

 

 

Drogas Legales

 

  • Nicotina

  • Alcohol

  • Metilxantinas

  • Benzodiacepinas

  • Barbitúricos

  • Inhalantes

  • Morfina

  • Codeína

  • Anfetaminas

 

 

La iatrogenia

Enfermedades producidas por conductas médicas inadecuadas.

La automedicación

Cuando la medicación indicada deja de producir efecto y el paciente la aumenta por su cuenta tratando de controlar el síntoma.

 

El consumo de tranquilizantes como las benzodiacepinas es una de las causas legales más importantes de drogodependencia. Genera enormes pérdidas  de memoria y cronifica cuadros de ansiedad.

 

Drogas Ilegales

 

  • Cannabis

  • Cocaína

  • Heroína

  • LSD

  • Drogas de síntesis

 

La importancia de un diagnóstico adecuado

Ante la sospecha de una adicción, lo urgente es que la familia o el paciente acudan a un centro especializado.

 

Si las conductas no logran corregirse y por sí misma la persona no puede curarse, necesita ayuda profesional.

 

Cuando las conductas disfuncionales existen por término de 6 meses nos encontramos ante una situación de riesgo. Cuando las conductas duran más de un año, hay que sospechar la presencia de una adicción.

 

Tipos de Tratamiento

 

  • Ambulatorio

  • Centro de día

  • Programas de reducción de riesgo

  • Comunidad terapéutica

  • Clínicas especializadas

 

Todo tratamiento de adicciones requiere  de un control médico y psicológico en el cual profesionales, familia y adicto son indispensables.

 

La terapia individual y grupal es para el adicto “el medicamento” para evitar recaídas.

 

 

Objetivos

 

  • Lograr que el paciente deje de consumir, comprenda la enfermedad, reestructure su vida y aprenda a vivir sin consumir drogas.

  • Terapia cognitivo conductual: El tratamiento aporta al paciente y a la familia el entrenamiento necesario para alcanzar plenamente estos objetivos.

  • Cambios clave del paciente: Paciencia, tolerancia, perseverancia y autaceptación.

  • Profundización a nivel psicológico o de procesos familiares.

 

Abordaje Multisistémico

 

  • Asistencia médica y psicológica

  • Entrevistas individuales con terapeutas

  • Disciplina diaria

  • Terapia Familiar

  • Terapia para parejas

  • Terapias de grupo

  • Técnicas de relajación y control de impulsos

  • Actividades lúdicas, deportivas y recreativas diversas

 

 

Coalición y Codependencia

 

  • La familia enferma junto con el paciente

  • La familia puede ser origen y precipitan de esta enfermedad

  • Las conductas adaptativas patológicas alrededor de la enfermedad

  • La situación creada en una familia cuando alguno de sus miembros padece una adicción termina por afectar de forma importante la vida de todos los que conviven con el apaciente adicto

  • Las familias intentan, desesperadamente y sin éxito, lograr cambios y entran en un círculo vicioso que ayuda a perpetuar la enfermedad

 

Síntomas Familiares

 

  • Inquietud, temor, preocupación, tristeza

  • Sentimientos de culpa, enfado, y vergüenza se entremezclan

  • La sensación de no haber hecho las cosas bien o de no haber acertado es frecuente

  • Desesperanza respecto al futuro y la posibilidad de que la situación mejore

 

La Familia como pilar de cambio

 

  • Conocer la enfermedad y aprender nuevos patrones de conducta

  • Un adicto difícilmente mejora mientras no salga de su zona de confort

  • Trabajo sobre las emociones que dificultan la mejoría

 

Abordaje de la Causas Sistémicas

Las causas son complejas y multifactoriales y rara vez nos encontramos una sola razón.

Es importante tener en cuenta:

 

  • Que seas un adicto no quiere decir que debas serlo toda la vida

  • Puedes rehabilitarte siguiendo un tratamiento adecuado en manos de profesionales especializados en esta enfermedad

  • Aplicar el tratamiento con rigor es la seña de identidad de VitaminaEmocional, algo que llevamos haciendo durante muchos años

  • Nos satisface haber ayudado a multitud de personas a rehabilitarse y emprender una vida saludable

Si tú o algún ser querido está sufriendo una adicción, es importante que recurras urgentemente a la consulta de un terapeuta. Solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

 

EL ALCOHOL

 

¿Qué es el Alcohol?

 

Tanto el alcohol como el tabaco son dos drogas legales. Ambas, son las causantes del mayor número de muertes evitables en la actualidad. La diferencia de estas dos drogas legales con el resto de drogas sociales, como la marihuana y la cocaína, se presenta en la facilidad para su adquisición.

 

El alcohol, este depresor del sistema nervioso central, es la droga legal de más alto consumo y que cuenta con un mayor número de personas adictas debido a que las bebidas que lo contienen  gozan de gran aceptación social y su consumo se encuentra muy arraigado en nuestra cultura.

 

El alcohol etílico que contienen las bebidas se obtiene de la fermentación de los azucares por las levaduras que es lo que provoca la embriaguez.

 

El alcohol forma parte de nuestra cultura, es evidente.

Sin embargo, cuando la cantidad de alcohol que ingieres es mayor de la que tu hígado es capaz de eliminar, o bien cuando para enfrentarte a hechos de la vida diaria buscas los efectos de una determinada cantidad de alcohol, puede que estés iniciando el camino de la dependencia alcohólica.

 

 

¿Qué es el alcoholismo?

 

El alcoholismo es el trastorno por consumo de alcohol, es decir, cuando  el consumo de alcohol ya está afectando a la salud física o mental de un individuo.Probablemente, se trata de una alteración en el cerebro que hace difícil controlar la ingesta de bebidas alcohólicas.

 

A fin de no crear confusiones al respecto, efectivamente, se trata de una enfermedad. Precisamente, una de las características recurrentes es la propia negación de la enfermedad. El alcoholismo es una enfermedad multifactorial, sobre un 65% de la población realiza consumos de riesgo, aunque solo un 10 % de estos se ponen en tratamiento.

 

¿Cuáles son las causas del alcoholismo?

 

  • La principal causa del alcoholismo es la capacidad adictiva del alcohol, que la mayoría de veces se minimiza.

  • El riesgo de que una persona se convierta en alcohólica está relacionada con el nivel de exposición al alcohol, su vulnerabilidad individual además de los factores sociales, culturales y psicológicos.

  • Paralelamente, el alcoholismo, como enfermedad bio-psico-social, tiene un componente genético hereditario.

  • Entre los factores de vulnerabilidad individual, los antecedentes paternos de alcoholismo, ocupan sin duda el primer lugar. En la práctica, el riesgo de desarrollar un trastorno por uso de alcohol en hijos de padres alcohólicos es tres o cuatro veces mayor que en la población general.

 

¿Cuales son las consecuencias del alcoholismo?

 

La persona que presenta este problema puede mostrar los siguientes síntomas:

  • Jovialidad exagerada

  • Problemas de memoria

  • Disminución de su rendimiento

  • Cambio de humor volviéndose más irritable e irascible

  • Puede haber síntomas depresivos

  • En algunos casos también puede padecer celos desmesurados de la pareja

Habitualmente, si al alcohólico se le pregunta por la cantidad que bebe tiende a decir que ha bebido menos de lo que en realidad ha bebido e intenta evitar que le hablen del tema.

 

Esta conducta de negación de lo bebido es más evidente cuando el problema de alcohol lo padece una mujer. El reproche social hacia la mujer alcohólica es muy superior que en el hombre.

 

 

¿Cuándo empezar a preocuparse?

 

Si bien lo más adecuado es consultar a un especialista, existen ciertos indicadores que pueden servir como referencia para saber que una persona puede tener problemas con el alcohol:

 

  • Consumir alcohol con frecuencia en cantidades superiores o durante un tiempo más prolongado de lo previsto.

  • Esforzarse en abandonar el consumo sin conseguirlo.

  • Incumplir los deberes fundamentales en el trabajo, con la familia o en la escuela debido al consumo de alcohol.

  • Dejar de lado las relaciones sociales y de ocio.

  • Necesitar cada vez más cantidad para obtener el mismo resultado que la primera vez (tolerancia).

  • Dejar de beber unas horas y que aparezcan temblores, palpitaciones y otros síntomas físicos que ceden con el consumo de alcohol (síndrome de abstinencia).

 

 

¿Cuál es el tratamiento?

 

1. DESINTOXICACIÓN FÍSICA

En el tratamiento del alcoholismo es importante la desintoxicación física que se realiza con medicación que ayuda a paliar los síntomas que aparecen cuando se interrumpe repentinamente la ingesta. Una persona alcohólica no debe dejar de beber de forma radical pues podría provocarle un “delirium tremens” y morir. De ahí la necesidad de estar bajo control facultativo.

 

2. MANTENIMIENTO DE LA ABSTINENCIA

Para ayudar a mantener la abstinencia se administra otra medicación conocida como interdictor del alcohol.

 

3. ERRADICACIÓN DE LA DEPENDENCIA PSÍQUICA

La “solución” a la dependencia física del alcohol es relativamente sencilla. Sin embargo, queda todo lo relacionado con la dependencia psíquica, como la costumbre de desarrollar actividades bajo los efectos del alcohol. Básicamente se trata de conseguir afrontar  la cotidianeidad de la vida sin ingerir bebidas alcohólicas. Para trabajar en esta adaptación de la vida sin beber, se realizan terapias individualesgrupales en las cuales, entre otros aspectos, se trabaja la motivación para la abstinencia, la prevención de recaídas y el afrontamiento de situaciones de conflicto.

 

¿Tengo que beber todos los días para ser considerado alcohólico?

 

No es necesario beber todos los días para ser alcohólico. Por ejemplo, muchas personas beben el fin de semana para desinhibirse de sus problemas o por costumbre social, e ingieren grandes cantidades de alcohol, creando de esta manera una dependencia alcohólica. Debido al sistema de recompensa del cerebro pueden pasar el resto de la semana sin beber sabiendo que el viernes cuando terminan de trabajar se dan su recompensa empezando a beber sin medida.

 

¿“Beber moderadamente” es saludable?

 

No existe la dicotomía del consumo saludable frente el consumo perjudicial puesto que los riesgos asociados al consumo de bebidas alcohólicas empiezan con niveles de consumo relativamente bajos y se incrementan de forma progresiva con el tiempo.

 

¿Qué pasa si bebo durante el embarazo?

 

Durante el embarazo no se tendría que beber ya que esto puede perjudicar al feto. Mujeres con dependencia al consumo de bebidas alcohólicas pueden provocar en el feto “el síndrome alcohólico fetal”, caracterizado por retraso en el crecimiento intrauterino, bajo peso al nacer y anomalías congénitas.

 

¿Mujeres y hombres pueden generar con igual facilidad un problema de alcoholismo?

 

Habitualmente las mujeres empiezan a beber más tarde y se alcoholizan antes dado que el cuerpo de la mujer, por razones fisiológicas, metaboliza menos cantidad de alcohol que el de un hombre.

 

¿Puedo tener una dependencia del alcohol si sólo me emborracho los fines de semana?

 

Sí, porque la dependencia se produce como un hábito y si cuando llega el fin de semana no se puede beber, este hecho cambia el humor de la persona, por ejemplo.

 

¿Las bebidas de baja graduación también pueden provocarme una dependencia?

 

Todas las bebidas con alcohol pueden provocar dependencia ya que ésta se va generando por la cantidad de alcohol puro que tomamos durante el día. Esto se calcula a partir de una fórmula determinada.

¿Cómo puedo ayudar a una persona alcohólica?

El primer paso es que el enfermo se dé cuenta de que tiene un problema, lo cual es el primer obstáculo para la familia. En este punto, es recomendable que la familia se ponga en contacto con el terapeuta para poder abordar la estrategia adecuada para hacer ver a la persona alcohólica que tiene un problema y precisa de ayuda profesional.

Si tú o algún ser querido está sufriendo una adicción al alcohol, es importante que recurras urgentemente a la consulta de un terapeuta. Solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

 

EL TABACO

 

 

“He intentado dejar de fumar en innumerables ocasiones y, por más consciente que soy que perjudica mi salud no consigo dejarlo.”

 

 

“Deje de fumar durante años, pero empecé con una calada un día y no entiendo cómo he vuelto a fumar lo mismo o incluso más que antes. Me espera un cambio en la vida y necesito dejar de fumar a toda costa.”

 

 

¿Te suena alguna de estas afirmaciones?

 

Tranquilo tu situación no es agradable, pero es exactamente la misma en la que estaba cualquier persona que conozcas y haya conseguido dejar de fumar.

¿Qué es el tabaquismo?

 

El consumo de tabaco (junto con el alcohol)  es la primera causa previsible de enfermedad, incapacidad y muerte en las sociedades desarrolladas. Se estima que el consumo de un paquete diario reduce en seis años la esperanza de vida.

El tabaco se utiliza en las sociedades occidentales desde hace más de 400 años, pero sólo a partir de la aparición de los cigarrillos manufacturados y de la extensión de su consumo en el último siglo ha pasado a constituir un problema epidémico de graves consecuencias médicas y económicas.

 

Es la causa de la mayor parte de enfermedades cardiovasculares, de cáncer de vías respiratorias y de cavidad bucal y esófago y también de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

 

¿Cuáles son los componentes de un cigarrillo?

 

Los componentes del tabaco son fundamentalmente: el alquitrán, la nicotina y el monóxido de carbono. En el alquitrán se encuentran la mayor parte de los agentes carcinógenos. La nicotina es la sustancia responsable de la dependencia física y produce el aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial. El monóxido de carbono interfiere en el transporte y la utilización del oxígeno ya que se combina fácilmente con la hemoglobina, lo cual produce alteraciones en la percepción.

 

El humo del tabaco es el contaminante ambiental producido por el ser humano que causa más muertes. La OMS define como fumador a todo individuo que fuma diariamente durante el último mes cualquier cantidad de cigarrillos. Se considera no fumador al individuo que nunca ha fumado cigarrillos o a aquel que no ha fumado durante un mes de forma diaria. Se considera ex-fumador al individuo que, siendo previamente fumador, se mantiene al menos 12 meses sin fumar.

 

 

¿Cómo dejarlo?

 

Dejar de fumar es un proceso que transcurre en un período de tiempo prolongado.Los predictores de la recaída son la incapacidad de reconocer las ventajas de dejar de fumar y la sobrevaloración de los inconvenientes para dejarlo. Cerca del 90% de las recaídas son de origen psicológico y se producen en situaciones sociales como celebraciones o situaciones de estrés.

 

Sobre el Síndrome de abstinencia

Es el responsable de la mayor parte de las recaídas. Este se inicia a las pocas horas, alcanza su punto máximo a los 2-3 días después de dejar de fumar y suele durar unas cuatro semanas.

 

El tratamiento

Es importante que tomes conciencia de que la única persona que puede hacer algo para dejar de fumar eres tú. Sin embargo, el profesional sanitario puede ayudarte a ir avanzando en este proceso. Los propios fumadores afirman que el consejo de un médico es un potente motivo para intentar dejar de fumar.

 

La mayoría de las personas que dejan de fumar recaen dentro del primer año, sobre todo dentro de las primeras dos semanas, momento que debe seguirse de cerca por el profesional.

Si el fumador padece ansiedad, el tratamiento que se realiza para ayudar a eliminar el hábito se basa en ayuda farmacológica. La elección del producto adecuado se realiza según las características del fumador y la eficacia demostrada del producto.

El segundo paso está basado en terapia grupal con el objetivo de afrontar la vida sin tabaco y de prevenir recaídas, es decir, cómo afrontar las nuevas situaciones sociales sin el apoyo del tabaco.

 

Recuerda. “No intentar dejar de fumar es un fracaso, recaer forma parte del intento.”

 

¿Cuánto tiempo me durará el malestar por haber dejado de fumar?

 

Habitualmente no más de 15 días.

 

¿Qué puedo hacer para evitar el malestar al dejar de fumar?

 

Se puede ayudar a aminorar el malestar con ayudas farmacológicas, e igualmente se notan menos los síntomas si existe una verdadera motivación para dejarlo.

 

 

¿Puedo fumar en un día aislado, un cigarrillo, una pipa o un puro?

 

El tabaco es el mismo aunque cambie su forma de presentación. De modo que si volvemos a fumar un día existe el riesgo de recaída, al igual que sucede con cualquier otra droga.

Si crees que ha llegado el momento de dejar de fumar, solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

 

BENZODIACEPINAS (Ansiolíticos)

 

¿Qué son las benzodiacepinas?

Las Benzodiacepinas son los fármacos más recetados como ansiolíticos e hipnóticos. Suelen recetarse habitualmente en casos de insomnio o ansiedad, pero como veremos más adelante, también se usan de forma regular para tratar el alcoholismo.

 

 

Las 5 claves sobre las "Benzos" de las que no se habla

 

1. Las benzodiacepinas tomadas sin control son altamente adictivas. Se trata de una medicación que más se prescribe y se aconseja tomarlas en períodos cortos y, sin embargo, se utilizan de manera sistemática para tratamientos que duran meses e incluso años.

2. Alcohol y benzodiacepinas son “intercambiables”. Con frecuencia se sustituye el alcohol por tranquilizantes en periodos de tiempo prolongados, la mayoría de veces recetados por los propios médicos con la intención de reducir la ansiedad de la abstinencia al alcohol. Lamentablemente, en numerosas ocasiones no se tiene en cuenta lo adictivo de este medicamento hasta que es demasiado tarde. En estos caos la abstinencia al alcohol puede  perdurar pero se puede generar una dependencia a las pastillas.

3. Si se consume alcohol simultáneamente a los ansiolíticos, sus efectos se potencian. Ello es debido a que tanto el alcohol como las benzodiacepinas comparten idénticas vías metabólicas, además de ser sustancias depresoras, es decir, su actividad se centra en el sistema nervioso central. Alguno de los efectos comunes que comparten ambas sustancia es la falta de coordinación de movimientos.

4. El tiempo recomendado para el uso de benzodiacepinas es de 15 días. Las benzos son un grupo de fármacos que más se utilizan en la desintoxicación alcohólica, siendo efectivas en el tratamiento de las consecuencias del síndrome de abstinencia. Sin embargo, tomar estos medicamentos durante largos períodos de tiempo conlleva un riesgo de adicción con sintomatología de rebote. El síndrome de rebote consiste en la reaparición de los síntomas por los cuales se inició el tratamiento pero a diferencia de la recaída son de mayor intensidad.

 

5. Las benzodiacepinas se venden en el mercado negro como otra droga cualquiera. La Ley de la Oferta y la Demanda en el mercado de las drogas no solo afecta a las drogas ilegales (cocaína, hachís…) también a las legales y aquí hay un nicho muy potente de demanda de benzos.

 

No olvidemos que...

 

Las benzos pueden ser efectivas en el paciente alcohólico para que no sufra síndrome de abstinencia, siempre que se consuma en dosis con pauta descendente a contar desde el primer día. Abusar de las benzodiacepinas en el proceso de desintoxicación pude tener la misma cantidad de beneficio que de riesgo pudiendo generar una posible adicción. Lo último deseable sería sustituir una adicción por otra.

Si tú o algún ser querido está sufriendo una adicción a los ansiolíticos, es importante que recurras urgentemente a la consulta de un terapeuta. Solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

LUDOPATÍA

 

Depender emocionalmente del juego y una pérdida de control respecto a éste son los pasos anteriores a que el juego interfiera en el funcionamiento normal de tu vida cotidiana.

¿Sientes que jugar y tener más dinero es una verdadera preocupación en tu vida?

 

¿Planeas cuánto dinero apostarás durante cuánto tiempo, pero ambos acaban siendo mucho más de lo previsto?

 

¿Qué es la Ludopatía o juego patológico?

El juego patológico es un trastorno del control de impulsos que tiene como característica la dificultad para resistir el deseo de jugar aunque sea perjudicial para la persona. Antes de jugar el ludópata siente una progresiva sensación de malestar emocional en forma de tensión o activación interior, cuando está jugando experimenta placer o gratificación, y después de jugar pueden aparecer sentimientos de arrepentimiento y culpa. Ese impulso de jugar proviene de las falsas expectativas de ganar un premio, que puede tener su origen en que en las primeras aproximaciones al juego le tocara algún premio.

 

 

El proceso del ludópata

 

  • Al principio se juega bajas cantidades de dinero

  • Las pérdidas son insignificantes

  • Siente que los premios son un estimulante muy potente

  • Está convencido de que “tiene suerte”

  • Empieza a plantearse ganar X dinero para minimizar las perdidas

  • Va aumentando la cantidad económica y le dedica más tiempo y esfuerzo al estudio de las apuestas y a intentar “controlarlas”

  • Toda su actividad social está relacionada con el juego

  • Cada vez tiene que jugar más dinero para intentar paliar las pérdidas y pagar las deudas

  • Se siente irritado y se altera si no puede jugar

  • Continúa jugando aunque luego sienta arrepentimiento o remordimientos

 

 

El Tratamiento para la Ludopatía

 

  • El abordaje del problema se realiza a nivel individual y, si es posible, con la ayuda de un familiar al que se le da una función de coterapeuta ya que es el que ejercerá de forma cotidiana el control económico y conductual hasta que la persona afectada vaya aumentando su autocontrol.

  • A lo primero que se ha de preparar tanto a la persona afectada como al familiar es al reconocimiento de los estímulos directos e indirectos que intervienen en la conducta de juego (música, ropa, lugares, fechas…).

  • Por otro lado, en visitas individuales sin familiar, se trabajan con la persona otros problemas emocionales que puede padecer, como son la sensación de falta de control, los conflictos interpersonales, la sensación de incapacidad para una vida normal o los sentimientos de fracaso.

 

¿Cómo puedo dejarlo?

 

La Ludopatía es un problema serio, que si no se ataja adecuadamente puede derivar en consecuencias personales, económicas y familiares muy graves. La solución pasa por ponerse en manos de profesionales que ayuden y acompañen en el proceso de la recuperación.

 

¿Podré jugar “moderadamente” algún día?

 

Como en cualquier adicción no se puede jugar moderadamente. Falsamente, después de un largo periodo de recuperación puede pensarse que ya se puede controlar. Sin embargo, en el momento que se empiece a jugar, poco a poco se irá haciendo con más asiduidad hasta terminar igual o peor que cuando se puso en tratamiento.

 

 

¿A qué me puedo dedicar si no juego?

 

Uno de los trabajos de la recuperación es aprender a usar el tiempo en cosas distintas de las que el ludópata hacía anteriormente. En tratamiento va encaminado a encontrar una manera de distraerse no adictiva que le ocupe el tiempo, lejos de la necesidad de jugar.

Si tú o algún ser querido está sufriendo una adicción al juego, es importante que recurras urgentemente a la consulta de un terapeuta. Solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

 

OTRAS SUSTANCIAS

 

“Yo controlo”

 

Repetimos tantas veces esa frase que alguna vez llegamos incluso a creérnosla.

 

Necesitar cualquier sustancia para pasarlo bien o, por ejemplo, no dormir adecuadamente si no se fuma un porro, son situaciones que evidencian todo lo contrario. Todo aquel que se droga pasa, antes o después, por la traumática situación de asumir lo que está dejando de lado en su vida por haber elegido consumir. No obstante, un cambio de vida es posible, hacia un entorno de plena abstinencia en el que no renunciar a ofrecer la mejor versión de uno mismo.

Lo que debes saber sobre las drogas

 

Existen cuatro tipos de drogas según sus efectos:

  • Estimulantes (cocaína, anfetaminas, cafeína)

  • Depresivas (alcohol, heroína, cannabis, tranquilizantes)

  • Alucinógenas (LSD, setas, disolventes)

  • Diseño (éxtasis)

El efecto varía según el tipo de droga consumida, la dosis que se emplee y la vía de consumo (ingestión, inhalación o administración intravenosa). Por ejemplo, las drogas alucinógenas producen una sensación de viajar, las de diseño, sensación de pertenencia etc.

Físicamente, las drogas generan la necesidad de consumir para que el organismo funcione de una forma adecuada y de esta manera evitar el malestar.

 

Psicológicamente, dependiendo del vínculo que se haya generado con el tóxico, puede creerse que se necesitan para relacionarse, para tomar las decisiones de cada día o bien para paliar el malestar producido por la soledad.

 

 

Respecto a las drogas blandas y duras

 

Esta es una división de las drogas falsa, tendenciosa y que carece de base científica. Es evidente que algunas drogas pueden considerarse peores que otras, pero también hay dosis peores que otras y edades peores que otras. El problema de estas calificaciones es que acaban en afirmaciones populares como: “Es inevitable que existan drogas”“a veces las drogas no son tan malas como dicen”. En definitiva, estas afirmaciones no dejan de ser un ataque a la salud pública.

 

 

Un tema para tomarse en serio

 

La adicción a la droga es un tema serio que puede llegar a condicionar enormemente la vida de cualquier persona. En realidad las adicciones no se curan, y una persona con una adicción no puede controlar su consumo, si no no sería adicto. Sin embargo, con un tratamiento adecuado, se aprenderá a controlar los  impulsos y las ganas de consumir.

Por eso es vital ponerse en manos de profesionales e iniciar un tratamiento adecuado lo antes posible.

 

El Tratamiento

 

  • Cuando una persona acude a tratamiento para dejar de consumir drogas no se hace un enfoque único hacia la sustancia que le preocupa, sino que el objetivo es la abstinencia a todas las drogas, ya que conseguir esto sólo es posible con un cambio de los estilos de vida.

  • Al inicio del tratamiento se valora el nivel de dependencia de la persona que presenta el problema para saber si necesitará tomar medicación que mitigue el síndrome de abstinencia o bien utilizar algún lugar de ingreso.

  • Posteriormente se inicia el tratamiento individual con su terapeuta de referencia que le ayudará a afrontar y a resolver sus dificultades.

  • Paralelamente a la terapia individual se inicia la terapia grupal. En ella se trabaja la prevención de recaídas y la adaptación al nuevo estilo de vida sin drogas. La frecuencia de asistencia a grupo es valorada por el terapeuta individual.

 

 

¿Cómo sé si tengo una adicción?

 

Cuando se necesita la sustancia para obtener efectos placenteros o bien para paliar la consecuencia de los efectos negativos de cuando falta la droga, puede pensarse que existe una adicción o dependencia a dicha sustancia.

 

¿Cuánto tiempo hay que consumir para ser considerada una persona adicta?

 

No se puede hablar de un tiempo exacto en el que alguien se convierte en adicto. Dependerá del uso y abuso que se haga de la droga para que esta se convierta en una dependencia.

 

Por ejemplo, una persona, un día prueba un porro que le dan los amigos y le gusta el efecto que le produce. A partir de entonces, cuando sale, consume para sentirse bien. Además, se da cuenta que le ayuda a dormir con lo que con el tiempo se preocupa de que no le falte cada noche antes de acostarse, lo que se convierte en un hábito. Los días que está nervioso o alterado también empieza a fumar, y cada vez necesita más sustancia para sentir el efecto que sintió el primer día. Llega un momento que, este consumo, le hace incumplir con sus obligaciones en casa o en el trabajo, pero sigue consumiendo a pesar de empezar a tener problemas sociales y personales debido al consumo recurrente de la sustancia.

 

Por esta razón no se puede hablar de tiempo, dependerá de lo rápido que una persona se habitúe al consumo diario de la sustancia.

¿Cómo puedo conocer nuevas amistades que no consuman ni que me inciten a consumir?

Al iniciar un tratamiento, el estar dentro de un entorno de consumo, expone a la persona a multitud de estímulos y hace muy difícil mantener la abstinencia. Cuando un adicto vive rodeado de un entorno de drogadictos, lo más aconsejable es separarse de él. En definitiva, se trata de dejar las amistades “tóxicas”.

 

Si reflexionamos sobre todas nuestras amistades, puede que haya un/a amigo/a que habíamos dejado de lado, porque no nos seguía “el rollo”, era aburrido, o directamente porque no consumía. Éste puede ser un buen momento para volver a hablar con esa persona. Además, cuando se lleva un tiempo en recuperación, el hecho de ir cambiando el estilo de vida hace que por el camino se cruce gente que no consume y con inquietudes interesantes.

 

¿Me ayudaría en algo contar mi problema a alguien?

 

Para alguien que quiere recuperarse es esencial contar el problema a la familia y/o allegados.

Sincerarse con ellos aporta tranquilidad, además ellos son los que más y mejor pueden ayudar y acompañar en el proceso de recuperación.

 

 

¿Puedo vivir con esta adicción y ser feliz?

 

¡Por supuesto que sí!. De hecho son muchas las personas que lo consiguen día tras día. Tener una adicción y basar la felicidad en el consumo de una sustancia puede proporcionar una felicidad efímera, es decir, se vendrá abajo tan pronto como la sustancia desaparezca del cuerpo.

La ansiedad que todo ello genera, tan sólo puede ser contrarrestada iniciando un tratamiento que concluya en construir unos hábitos más saludables y libres de drogas.

Si tú o algún ser querido está sufriendo una adicción a alguna sustancia, es importante que recurras urgentemente a la consulta de un terapeuta. Solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

SEXO

 

La sexualidad es parte esencial de la vida humana, pero si se convierte en el eje central de la vida de una persona, puede llegar a desarrollar una conducta compulsiva e incontrolada y que, por ocupar gran parte de su pensamiento, a afectar también a las personas que le rodean.

Los adictos al sexo, mediante ese comportamiento compulsivo, pueden estar buscando superar o evitar determinadas dificultades de la vida.

La adicción al sexo se puede manifestar de muchas formas como el consumo de pornografía, masturbación compulsiva, necesidad de relaciones sexuales permanentes, voyeurismo.

 

Cuando el sexo se convierte en el epicentro de la vida de la persona, entonces podemos estar seguros que ha desarrollado una adicción. 

¿Qué es la adicción al sexo?

La adicción al sexo es una conducta que el paciente no puede controlar y afecta a su comportamiento sexual, provocándole dependencia y abstinencia. A menudo implica la presencia de impulsos, fantasías y pensamientos recurrentes de carácter sexual que conducen a la persona a tener conductas compulsivas para satisfacerse.

¿Qué síntomas presenta?

El sexo pasa de ser algo placentero a convertirse en una necesidad dando lugar a los siguientes síntomas:

  • Pensamientos recurrentes sobre el sexo 

  • Necesidad de relaciones sexuales aunque no terminen llevándose a cabo

  • Determinadas conductas sexuales explícitas

  • Necesidad de incrementar la intensidad y la frecuencia de la conducta sexual

  • Negación del problema

  • Pensar que "lo tienes controlado"

 

El contacto sexual logra aliviar los síntomas, pero no los elimina. De manera que la reaparición posterior del síntoma puede empujar al sujeto a la repetición inmediata de la conducta.

¿Cómo se diagnostica?

Para determinar que una persona es adicta al sexo deberá cumplir con estos cuatro requisitos:

  1. Pérdida de control sobre sus impulsos

  2. Sufrir el síndrome de abstinencia

  3. Dependencia psicológica

  4. Pérdida de interés por otras actividades

No obstante, hay otra serie de factores que también permiten identificar cuándo una persona manifiesta síntomas propios de la adicción al sexo:

  • Irritabilidad cuando no se puede realizar la conducta

  • Preocupación frecuente por la sexualidad

  • Se tienen más conductas sexuales de las que se desean

  • Se destina gran parte del tiempo a buscar actividades de índole sexual

  • Fuerte deseo junto con incapacidad para controlarlo

¿Cuál es el tratamiento terapéutico  a seguir?

El tratamiento psicoterapéutico combina la terapia cognitivo conductual con terapia de grupo. Es frecuente recurrir a la terapia de pareja para reparar una relación dañada.

Si tú, tu pareja o algún ser querido está sufriendo una adicción al sexo, es importante que recurras urgentemente a la consulta de un terapeuta. Solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

TRASTORNOS EMOCIONALES

 

¿Cómo te sientes cuando te paras y piensas en tu estado emocional?

 

Tal vez recuerdas mejores épocas, no has conseguido superar algo que te lleva persiguiendo mucho tiempo o directamente percibes que tu vida se ha visto condicionada hasta límites que no puedes soportar.

 

¿Qué son los trastornos emocionales?

Los trastornos emocionales son aquellos cuya característica principal es la alteración del humor. Sin embargo, los síntomas son más complejos y poco agradables.

 

Si son depresivos pueden ser:

  • Llanto

  • Irritabilidad

  • Tristeza

  • Pensamiento circular

  • Ansiedad

  • Quejas de dolor físico

  • Cansancio

  • Disminución del interés por las cosas que antes le motivaban

  • Alteraciones del sueño

  • No poder estar quieto o estar muy apático

  • Sentimientos de inutilidad

  • Disminución de la capacidad para concentrarse

Por el contrario, si son síntomas ansiosos pueden aparecer:

  • Palpitaciones

  • Sudoración

  • Temblores

  • Sensación de ahogo

  • Sensación de atragantarse

  • Opresión torácica

  • Mareo

  • Sensación de irrealidad

  • Miedo a perder el control

  • Hormigueos

  • Escalofríos

  • Insomnio

  • Sueños agitados

  • Irritabilidad

  • Hipervigilancia

  • Tensión muscular

Las consecuencias de estos síntomas suelen ser limitantes y desagradables y llevan a cuestionarnos: "¿por qué esto me está sucediendo a mí?", "¿qué estaré haciendo mal?" o "¿estoy enferma/o?".

Primero debes saber que sufrir algún tipo de trastorno emocional es mucho más común de lo que piensas, de hecho es una de las principales causas de discapacidad, siendo más habitual en mujeres que en hombres.

Las emociones del ser humano son variables, y en ocasiones esos cambios superan ciertos niveles y amenazan tu bienestar.

Como cada persona es un mundo, no todas las que presentan un problema del estado de ánimo han de tener todos los síntomas descritos. El hecho de que cada persona tenga características concretas hace que tenga diferentes modos de afrontar los síntomas que padecen.

En ocasiones los síntomas aparecen en algún lugar o situación concretos, otras veces se presentan de forma indiscriminada. La reacción más habitual de la persona que padece estos síntomas es la de evitar todas aquellas situaciones que cree que le provocan ansiedad o malestar, ya que anticipa aquello que va a sentir. Sin embargo, con esta conducta lo que se va consiguiendo es cronificar el problema y aislarse socialmente, pues cada vez se van evitando más situaciones que se cree que provocan malestar.

 

 

Recomendaciones generales

 

La recomendaciones que habitualmente escuchamos, por sonar a tópicas no dejan de ser efectivas.

 

Visualiza un tipo de vida que pueda ser más equilibrado que el que tienes actualmente e introduce paulatinamente hábitos que te puedan llevar a conseguirlo.

 

Por ejemplo:

 

  • Aliméntate de forma saludable

  • Haz ejercicio regularmente

  • Realiza ejercicios de relajación

  • Respiraciones.

 

Todo ello contribuirá a evitar esos estados de ansiedad.

 

 

El Tratamiento de un Trastorno Emocional

 

Disminuir el malestar y ayudarte a afrontar y prevenir sus síntomas. Ese será nuestro objetivo principal durante el tratamiento. Aunque puede que no seas consciente de ello, dispones de herramientas de afrontamiento de problemas que has podido utilizar en otros momentos de tu vida.

 

 

Te ayudaremos a reconocer y encontrar esas herramientas, o si es necesario a crearlas de nuevo. 

COMUNICACIÓN Y PROBLEMAS DE RELACIÓN

 

“Toda comunicación es una relación.

La comunicación varía según la relación y a lo largo de la relación”.

 

La comunicación es un proceso psicosocial que tiene la finalidad de unirnos, de generar relaciones entre nosotros lo suficientemente estables como para que podamos formar colectividades.

 

Pero lo más importante de las relaciones es que son, básicamente, experiencias emocionales, intuitivas, a veces inconscientes pero basadas en el amor

 

 

¿Cómo trabajamos en terapia la comunicación para mejorar la relación?

Fundamentalmente nos basamos en los cuatro principios básicos de la Comunicación no Violenta (CNV) de Rosenberg: 

1- OBSERVAR SIN EVALUAR

Se trata de describir qué cosas hace y dicen las personas sin importarnos si nos gustan o no. Sin tener en cuenta nuestra opinión al respecto.

2.-SENTIMIENTO

Describir cómo nos sentimos. Aquí comprobaremos que no estamos acostumbrados a “sentir”, y que muchas veces, cuando decimos “Me sentí engañado” en realidad no estamos describiendo nuestro sentimiento, sino haciendo una conclusión sobre la otra persona.

3.-NECESIDADES

Aprenderemos a contactar con las verdaderas necesidades que guardan esos sentimientos.

4.-PETICIÓN

Si observamos sin evaluar, conectamos con el sentimiento y conocemos las necesidades, entonces SABREMOS hacer una buena petición, que es uno de los pilares de la buena comunicación.

El proceso pues de la CNV, incluye observar esos actos concretos que están afectando nuestro bienestar, identificar cómo nos sentimos en relación a lo que observamos y manifestamos nuestras necesidades, valores y deseos para pedimos  de forma correcta unas acciones concretas que enriquezcan nuestra vida.

"Mediante estos cuatro componentes nos expresamos

y recibimos de forma honesta y  empática"

CNV es un enfoque que puede aplicarse de manera efectiva en todos los niveles de comunicación y en las situaciones más diversas. La actitud consciente y receptiva que implica la CNV también puede expresarse por medio del silencio, la simple presencia, la expresión facial, o el lenguaje corporal. Nos ayuda a conectarnos con los otros y con nosotros mismos, permitiendo que aflore nuestra compasión natural. Nos orienta de tal manera que nos permite reestructurar nuestra forma de expresarnos y de escuchar a los demás, haciéndonos conscientes de lo que observamos, sentimos y necesitamos y de lo que les pedimos a los demás para hacer más rica nuestra vida y la suya, La CNV promueve el desarrollo de la escucha atenta, el respeto y la empatía, y propicia el deseo mutuo de dar desde el corazón, Hay quien se sirve de la CNV para llegar a una mayor autocompasión y comprensión de sí mismo; hay quien aspira a llegar con ella a una relación más profunda con sus semejantes, y hay quien quiere construir a través de ella relaciones más efectivas en su lugar de trabajo o en el campo político.

 

 

 

Si estás interesado en fortalecer su relación o resolver un conflicto específico en su relación, ponte en contacto con nosotros bien por teléfono o al correo electrónicos señalados.

LA MEDIACIÓN TERAPÉUTICA

 

 

En la Mediación Terapéutica, se contempla la resolución del conflicto de una forma integral. En ella utilizo técnicas psicoterapéuticas sistémicas, cognitivas, etc., con el fin de abordar las dificultades emocionales, cognitivas o relacionales que dificultan la comunicación, la cooperación y la negociación entre las personas en conflicto.

 

  • Un conflicto surge en el momento en que, entre dos o más personas (familia, pareja, hermanos, vecinos, amigos, compañeros de trabajo), existen, al menos, dos criterios diferentes respecto a la forma en que se debe afrontar un problema común: conflicto de intereses, problema de convivencia, separación, reparto de herencias, etc.

  • Los conflictos forman parte de la vida cotidiana, pero cuando no se consiguen flexibilizar los distintos intereses contrapuestos, disminuye la probabilidad de poder alcanzar una solución común. El conflicto que no consigue resolverse se convierte así en un nuevo problema, en ocasiones mucho más complejo que el asunto que inicialmente se intentaba resolver.

  • Frecuentemente, los conflictos no resueltos provocan reacciones emocionales que dificultan o impiden la comunicación entre las personas afectadas. Esto complica aún más la posibilidad de encontrar una solución al problema original. A ello se suma muchas veces la tensión que se genera cuando se debe tomar una decisión en un plazo determinado.

  • En estos casos, una persona ajena al conflicto, y por tanto neutral, puede mediar entre las partes enfrentadas. Con la ayuda de un terapeuta-mediador, elegido de mutuo acuerdo entre todas las personas implicadas, se pueden restituir las vías de comunicación deterioradas, promover la comprensión mutua y facilitar que cada persona involucrada en el conflicto reconozca y utilice sus propios recursos y habilidades para proponer y negociar una solución equitativa, que pueda ser aceptada por todos.

  • Un conflicto surge en el momento en que, entre dos o más personas (familia, pareja, hermanos, vecinos, amigos, compañeros de trabajo), existen, al menos, dos criterios diferentes respecto a la forma en que se debe afrontar un problema común: conflicto de intereses, problema de convivencia, separación, reparto de herencias, etc.

 

Principales Aplicaciones de la Mediación Terapéutica

 

  • Resolución de conflictos

  • Separación o divorcio.

  • Conflictos familiares.

  • Conflictos entre hermanos.

  • Conflictos en reparto de herencias.

Si precisas una mediación terapéutica para la resolución de un conflicto, ponte en contacto con nosotros bien por teléfono o al correo electrónicos señalados.

VIOLENCIA HACIA LA MUJER

 

¿Qué es la violencia hacia la mujer?

 

Cuando hablamos de Violencia hacia la mujer, solemos pensar, en primer  lugar, en una violencia física pero en muchas relaciones la violencia que ejerce el hombre sobre la mujer es psicológica.

Antes de que se produzca la violencia física, que no siempre llega a ser necesaria, se han producido una serie de comportamientos de él sobre ella, que son muy difíciles de percibir como violencia, pero que son la esencia de la misma, su caldo de cultivo.

Estos comportamientos intentan mantener el control, el dominio y la superioridad del hombre sobre la mujer. Una vez que se establecen qué roles tienen que cumplir cada uno dentro de la pareja, el hombre se resiste a todo lo que signifique una mayor autonomía para la mujer, como tomar decisiones, ampliar actividades o tener amistades propias de las que él no forme parte. Esto lo hace a través de la violencia psicológica, haciéndole dudar de este derecho o de sus capacidades, o ninguneándola, chantajeándola e incluso amenazándola con el abandono, o con quitarle a sus criaturas o, incluso, con violencia física.

 

 

¿Cuáles son los comportamientos de la violencia psicológica hacia la mujer?

 

Algunos de estos comportamientos que, aunque nos cueste verlo, son parte del día a día en una relación de pareja en la que existe violencia psicológica hacia la mujer son:

  • No comparte las tareas familiares y domésticas, con independencia de que trabajes fuera del hogar

  • No tiene en cuenta tus opiniones en temas familiares

  • Te culpabiliza por todo lo que ocurre dentro del ámbito familiar

  • Continuamente te hace dudar de tus capacidades en la toma de decisiones cotidianas para hacerte ver que es él el que tiene que tomarlas

  • Controla tu dinero y las finanzas familiares

  • Controla tus salidas y entradas

  • Controla tus relaciones sociales, menosprecia y juzga a tus amistades, familiares, compañeros/as

  • Incluso te descalifica, te insulta, te falta al respeto o te humilla…

  • Te amenaza con abandonarte, con quitarte a tus hijos/as y de maltratarte si no cumple con sus exigencias

Al conjunto de este tipo de comportamientos se les denomina maltrato o violencia psicológica y siempre preceden al maltrato o violencia física. Sólo cuando la primera deja de funcionar como un mecanismo de control se pone en marcha la segunda y se suma a la primera.

¿Cuál es nuestra propuesta terapéutica?

 

Con el soporte terapéutico podrás comprender lo que te pasa, desmontar todas las ideas que te atan a esa situación, desentrañar todas las falsas culpas y entender la diferencia entre aquello que te mantiene en la situación de maltrato y aquello que te va a ayudar a salir por ti misma y con el apoyo y la seguridad que te ofrezco como terapeuta especializada.

 

Te acompaño en todas las fases del proceso:

- Identificación de la situación

- Identificación de los ciclos de la violencia

- Toma de decisiones

- Orientación legal

Si estas conductas forman parte de tu vida cotidiana, estás en riesgo y precisas de ayuda  terapéutica. Ponte en contacto con nosotros bien por teléfono o al correo electrónicos señalados.

TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL

 

¿Qué es la Terapia Cognitivo Conductual?

 

La Terapia Cognitivo Conductual te ayuda a tomar conciencia de pensamientos imprecisos o negativos para que puedas visualizar situaciones exigentes con mayor claridad y responder a ellas de forma más efectiva.

Es un modelo de terapia psicológica en la cual, mediante el acompañamiento del terapeuta, se realizan sesiones que ayudan a tomar más conciencia de tus pensamientos negativos, de modo que logres ser más resolutivo en situaciones exigentes.

Se trata de una herramienta muy útil, tanto si se realiza sola o combinada con otras terapias.

Esta terapia puede ser una herramienta útil para cualquier persona, ya que permite aprender a manejar más calmadamente las situaciones de mucho estrés que vivimos a diario.

 

¿Cuándo se realiza esta terapia?

La terapia cognitiva conductual se utiliza para tratar una amplia gama de problemas. Con frecuencia es el tipo preferido de psicoterapia porque puede ayudarte rápidamente a identificar y afrontar desafíos específicos.

 

La terapia cognitiva conductual es una herramienta útil para abordar desafíos emocionales como por ejemplo:

  • Tratamiento de las adicciones y prevención de recaídas

  • Aprender técnicas para lidiar con situaciones estresantes de la vida

  • Identificar formas de controlar las emociones

  • Solucionar conflictos en las relaciones y aprender mejores formas para comunicarse

  • Afrontar el dolor o las pérdidas

  • Superar traumas emocionales relacionados con el maltrato o la violencia

  • Afrontar una enfermedad médica

  • Controlar los síntomas físicos crónicos

 

¿Qué resultados puedes esperar?

La terapia cognitiva conductual se puede hacer de forma individual o de forma grupal con familiares o con personas que tienen problemas similares. Hay recursos en línea disponibles que pueden hacer posible la participación en la terapia cognitivo-conductual (TCC), especialmente si vives en un área con pocos recursos locales de salud mental.

La TCC a menudo incluye:

  • Aprender sobre el trastorno de salud mental

  • Aprender y poner en práctica técnicas como relajación, afrontamiento, resiliencia, control del estrés y asertividad

Pasos de la terapia cognitiva conductual

La terapia cognitiva conductual comúnmente incluye estos pasos:

  • Identificar situaciones problemáticas o trastornos de tu vida. Estos pueden incluir problemas tales como una afección médica, divorcio, pena, enojo o síntomas de un trastorno de salud mental. Es posible que junto con el terapeuta dediquen un tiempo a decidir en qué problemas y objetivos te quieres concentrar.

  • Prestar atención a tus pensamientos, emociones y opiniones en relación con estos problemas. Una vez que hayas identificado en qué problemas trabajar, el terapeuta te alentará a contarle lo que piensas. Para ello, es posible que debas observar qué te dices a ti mismo sobre una experiencia (diálogo interno), tu interpretación del significado de una situación y tu opinión sobre ti mismo, otras personas y eventos. Es posible que el terapeuta sugiera que escribas un diario con tus pensamientos.

  • Identificar pensamientos negativos o inexactos. Para ayudarte a reconocer patrones de pensamiento y conducta que podrían estar contribuyendo a tus problemas, el terapeuta puede pedirte que prestes atención a tus respuestas físicas, emocionales y conductuales en diversas situaciones.

  • Transformar pensamientos negativos o inexactos. Es muy probable que el terapeuta te aliente a que te preguntes si tu opinión sobre una situación se basa en hechos o en una percepción inexacta de lo que sucede. Este paso puede ser complicado. Puede ser que tengas maneras de pensar sobre tu vida y sobre ti mismo de larga data. Con práctica, los patrones de pensamiento y conductas útiles serán un hábito y no deberás hacer tantos esfuerzos para lograrlos.

Para explorar esta metodología solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

TERAPIA SISTÉMICA

 

¿Qué es la Terapia Sistémica?

 

El individuo es parte de un sistema mayor que lo rodea y lo inscribe en un contexto, sin el cual su conducta no tiene sentido. El foco de atención se centra en las relaciones que se establecen entre los miembros del sistema, porque esto ayudará a entender y dar sentido la conducta individual.

 

El sistema es un grupo que adquiere categoría de entidad propia y se mantiene por la interacción mutua entre sus miembros. Es más que la suma de sus miembros.

 

Aunque puede ser desconocida por muchos, lo cierto es que este tipo de terapia se ha vuelto muy común y conocida en los últimos años. Se trata de una terapia que se utiliza, sobre todo, en la intervención familiar. Se conoce desde 1930 gracias a psicólogos como Hirschfeld.

 

Objetivo de la Terapia Sistémica

La terapia sistémica parte de la idea de que cada uno formamos parte de un determinado número de sistemas. Por ejemplo, una persona formaría parte de diferentes sistemas como, por ejemplo, la familia, la escuela, las organizaciones, etc.

El objetivo de esta terapia es identificar los problemas que se producen en los diferentes sistemas. Por lo tanto, el objetivo de esta terapia será entender la relación que existe entre cada persona dentro de un mismo sistema y ver qué formas de comunicación existen entre ellas y qué tipo de problemas se producen.

La terapia sistémica suele ser muy utilizada en familias, para estudiar qué tipo de comunicación existe, el tipo de relación, etc. para ver los problemas existentes y poder mejorarlos. Por eso, es común denominar a esta terapia como "terapia sistémica familiar".

 

En resumen, el objetivo de esta terapia es entender los problemas que se encuentran en los sistemas y cambiar las dinámicas que se producen en ellos para obtener un mayor bienestar de todos los miembros que componen el sistema.

 

Beneficios de la Terapia Sistémica

Este tipo de terapia se puede utilizar tanto a nivel individual como familiar. Por eso, como hemos dicho es común asociar la terapia sistémica con la terapia sistémica familiar. Sin embargo, puede ser utilizada también en otro tipo de sistemas. Por ejemplo, cuando se producen problemas en el entorno laboral o entre grupos de amigos.

Aun así, la mayoría de estudios se centran en el ámbito familiar. Para estos casos los beneficios más comunes son:

  • Aumento de la funcionalidad de la familia. Cuando se producen conflictos la familia puede dejar de ser funcional. Mediante la terapia se busca restaurar la funcionalidad.

  • Empatía. Se busca que todos los miembros tengan empatía y que sepan ponerse en el lugar de otros. De esta manera podrán comprenderse mejor.

  • Apoyo emocional. Es muy importante también que sepan identificar cuáles son las emociones de los otros para poder apoyarles.

  • Afrontamiento satisfactorio de los problemas. Mediante esta terapia también se desarrollan las estrategias de afrontamiento o de resolución de problemas.

  • Como hemos destacado las terapias se suelen usar en familias cuando existen crisis, cuando una pareja tiene problemas, cuando uno de los miembros del sistema tiene algún trastorno psicológico o de adicciones, cuando unos padres no saben cómo ejercer de padres, etc.

Para explorar esta metodología solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜISTICA (PNL)

 

"El mapa no es el territorio"

¿Qué es  la Programación Neurolingüística (PNL)?

La Programación Neurolingüística (PNL) es una metodología para facilitar cambios deseados de manera que, siendo conscientes de nuestro estado actual, pasemos a experimentar lo que se nos antoja como estado deseado.

 

La PNL, estudia el modelo de comunicación humana, de cómo las personas estructuramos, pensamos, aprendemos, actuamos y organizamos nuestras informaciones internas, y de cómo vemos y percibimos al otro a través de nuestros propios mapas.

 

La realidad es como es. La forma que tenemos las personas de interpretar esa realidad es la que nos identifica  y nos hace ser diferentes. Pero esa interpretación puede llegar a producirnos, dolor, a sufrir y un largo etcétera de estados emocionales que, a largo plazo, pueden desembocar en problemáticas importantes que nos es difícil gestionar.

 

Mediante la PNL se cambia la estructura de pensamiento de tal manera que se logre una coherencia entre lo que pensamos, sentimos y hablamos. En otras palabras la PNL es una metodología para facilitar cambios deseados de manera que, siendo conscientes de nuestro estado actual, pasemos a experimentar lo que se nos antoja como estado deseado.

 

El origen de la Programación Neurolingüística (PNL) procede del estudio simplificado de la extraordinaria complejidad del pensamiento y la conducta humana.

 

Por eso la PNL es, en parte, una serie de metodologías basadas en modelos, estrategias., dinámicas y experiencias, que estimulan eficazmente:

  • La Comunicación

  • El Aprendizaje

  • La Excelencia personal

  • La Influencia con integridad

 

 

¿Qué nos permite descubrir?

 

  • Nuestra propia dinámica de mejora personal

  • Los cambios que queremos conseguir en nuestra vida

  • Las creencias y valores que nos impiden avanzar y poder variar y generar alternativas de éxito

 

¿Qué conseguiremos?

La PNL presenta estrategias y dinámicas de comunicación eficaz muy útiles para la vida cotidiana y que nos permite comprender de manera más ajustada a nuestros interlocutores, observar y escuchar de manera más consciente y expresarnos con mejor elocuencia tanto a través de las palabras como del lenguaje no verbal.

 

A medida que vamos mejorando nuestra comunicación y aprendiendo nuevas habilidades podremos:

 

  • Desarrollar nuevas capacidades  y habilidades

  • Potenciar nuestra capacidad de ser empáticos, evitando la comunicación tóxica e intenciones manipulativas.

 

 

A través de la observación, la escucha y la experiencia

  • Desarrollamos nuevas habilidades y capacidades de respuesta

  • Modelamos las conductas y estrategias que usan otros para conseguir sus logros como motores para alcanzar nuestras propias metas

  • Reconducimos nuestros pensamientos para crear nuevas conductas y, por tanto, obtener nuevos resultados

Para explorar esta metodología solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

CONSTELACIONES FAMILIARES

 

 

"Desde el momento de nuestro nacimiento, cada uno de nosotros, está inmerso en un tejido de vínculos que nos une con todos los miembros de nuestra familia.

 

Esta influencia nos acompaña, para bien o para mal, y normalmente de forma inconsciente. Las Constelaciones Familiares hacen visibles esas dinámicas que rigen un sistema familiar durante generaciones, y abren el camino hacia posibles soluciones respecto de los conflictos planteados."

 

¿Qué son las Constelaciones Familiares?

 

Las Constelaciones Familiares son una técnica creada por Bert Hellinger que se basa en el análisis multigeneracional para acercarnos a los problemas derivando en la Terapia Sistémica.

 

El trabajo de Bert Hellinger con Análisis Transaccional extrae una visión multigeneracional en el acercamiento a los problemas y eso le lleva a la Terapia Sistémica. Al profundizar descubre los sistemas de compensación que utilizan los sistemas familiares y desarrolla lo que llamó Órdenes del Amor.

 

En el desarrollo de una Constelación, ponemos en escena la imagen de nuestro sistema familiar eligiendo en el Grupo de Trabajo a los representantes para los verdaderos miembros de nuestra familia. Allí donde hay perturbación, el representante va a manifestar sentimientos, emociones y actitudes que van a evidenciar los vínculos ocultados, los secretos, las normas y sus incumplimientos que regulan nuestro sistema familiar.

 

 

Origen de las Constelaciones Familiares

El filósofo, teólogo y pedagogo alemán Bert Hellinger fue el creador de este modelo terapéutico. Según Hellinger, tres normas regulan los sistemas humanos:

 

1. LA PERTENENCIA

Todos los miembros de una familia tienen el mismo derecho de pertenencia. Es un derecho que no se puede impugnar. No hay grado de pertenencia superior o inferior. El simple hecho de nuestro nacimiento (hasta debería decir concepción) nos da un lugar en la familia. Incluso nuestra muerte no puede volver a poner esta pertenencia en cuestión.

 

2. EL ORDEN

El orden sistémico respeta el orden cronológico. Así los padres vienen antes que los hijos. El primer hijo viene antes que el segundo y así sucesivamente. Un primer cónyuge guarda su lugar de primer cónyuge, incluso si no es ya el cónyuge actual. Los "grandes" asumen las responsabilidades que les vuelven de nuevo, los niños no son más que niños, los mayores tienen derechos y deberes frente a los más jóvenes.

 

3. EQUILIBRIO ENTRE DAR Y TOMAR

Las relaciones humanas se equilibran según un intercambio equitativo entre dar y tomar (o recibir). La perpetuidad de una relación es condicionada por la igualdad de este intercambio.

 

Entre padres e hijos, el intercambio se hace de manera diferente: los padres dan la vida al hijo, el hijo recibe la vida de sus padres. Cuando el hijo se vuelva padre dará a su vez a sus hijos, que tomarán. Así el intercambio entre padres e hijos se equilibra ya que la deuda de los hijos hacia los padres por la vida recibida es tan grande que es imposible de devolver. De esta forma el equilibrio se establece.

 

¿Y cuándo no tenemos hijos?. Entonces lo importante es hacer algo bueno con nuestra vida que enriquezca nuestro entorno.

 

 

¿Qué problemas podemos abordar con las Constelaciones Familiares?

 

* Problemas entre padres e hijos

* Relación de pareja

* Laborales

* Adicciones

En todos ellos podemos encontrar un origen sistémico.

Para explorar esta metodología solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.

TERAPIA FLORAL

 

 

Remedios naturales como coadjunvandes a otras terapias

 

En este tipo de terapias VitaminaEmocional basa su terapia en las Flores de Bach.

 

Los remedios florales trabajan sobre los sentimientos que afectan directamente nuestros estados de ánimo tales como la tristeza, el miedo, la rabia, los celos; también ayudan a movilizar estados emocionales o situaciones difíciles que a veces nos suceden como la depresión, estrés, crisis de pánico, la pérdida de un ser, etc.

 

Con Flores de Bach: elaboradas con una cuidada selección de 38 esencias florales, plantas, árboles selectos y agua de manantial.

 

Fórmula personalizara atendiendo a las necesidades específicas de cada persona.

Para explorar esta metodología solicita una consulta a través de nuestro teléfono o dirección de correo electrónico.