Los rumores y la teoría de los tres filtros



Los rumores hacen mucho daño, son informaciones basadas en mentiras tendenciososas o sesgadas pero vestidas de inocencia. En realidad son una clara manipulación que intoxica la sana comunicación y, por ello, dificulta las relaciones humanas ya que minan la confianza y perjudican el ambiente.


Como apunta el publicista Gabriel García Oro: "Los rumores son como un virus que se contagia de boca en boca y puede acabar con síntomas de desencanto, susceptibilidad y bajo rendimiento".


La vacuna contra los rumores la encontramos en la Teoría de los Tres Filtros de Sócrates, totalmente vigente en la actualidad, y reza así:


PRIMER FILTRO: Antes de empezar a hablar necesitamos saber si nuestro interlocutor está seguro de que lo que va a contar sobre otra persona es VERDAD. Si no está seguro debemos pasar su información por otro filtro.

SEGUNDO FILTRO: Sin saber si lo que nos va a contar de otra persona es o no cierto, deberemos pasar un segundo filtro el de la BONDAD ¿Lo que vas a contar respecto de esa persona es bueno?. Si tampoco extraemos aquí ninguna certeza, deberemos pasar por otro filtro.

TERCER FILTRO: Lo que nos va a contar es ÚTIL? Si tampoco hay certeza al respecto. Tal y como decía Sócrates:


¿Si no es cierto, bueno ni útil, para qué contarlo?


Cada uno de nosotros decidimos, a través de los tres filtros, si contagiamos el virus del rumor o lo desechamos y abogamos por una buena y sana relación






Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos